BetRTR

Jugar por Dinero Real
100€ de bono gratis
Haga clic aquí

BetRTR > Artículos >

Vol.4: De SNGs a Heads-Ups Cash, descubriendo CardRunners y dejando mi trabajo por el poker


El frío y oscuro invierno estaba a punto de terminar. La primavera había llegado. Por fin recibí el primer sueldo que no tuve que usar para pagar deudas. Tenía unos miles de dólares en mi cuenta de poker, dinero que era mío, que no debía a nadie. Hice planes para grindear $30K hasta finales de año y basándome en mis resultados, parecía un objetivo realista. Seguía teniendo una relación bastante feliz con mi novia y no echaba de menos estar soltero.

Nos conocimos en el trabajo. Ella trabajaba media jornada. No nos veíamos mucho trabajando, lo que estaba bien, y la primera vez que estuvimos juntos fue un día que salimos a tomar unas copas después del turno de la noche. Éramos bastante discretos, aunque la mayoría de los que trabajaban con nosotros lo sabían. Ella sabía lo del poker y de hecho me apoyaba. Era lo bastante inteligente como para saber que no se trataba de gamblear, sino que era posible ganar dinero siendo mejor que los demás. Estaba satisfecho con mi vida, feliz.

Una noche de abril estaba grindeando un calendario completo de SnGs. Era sábado. Siempre me aseguraba de grindear todo lo posible de viernes a domingo, como hago ahora con los MTTs, porque los torneos eran mucho más fáciles esos días.

Ese sábado en particular, perdí y perdí y perdí. Nunca me había enfrentado a un downswing como aquel. En este punto debería admitir que por aquel entonces no tenía mucha idea de lo que era la varianza. Los 100 SnGs que jugué ese día (donde solo llegué a premios en dos) me parecieron una racha de mala suerte interminable. Nunca me había tilteado tanto jugando SnGs, pero aquel día estaba totalmente en tilt. Y cuando un adicto al juego recuperado entra en tilt, es peligroso.

No tenía mucha experiencia jugando cash y nunca había ganado nada en una partida de cash excepto aquella noche en Brisbane. Nunca había tenido beneficios jugando cash. Y nunca había jugado ni una mano de Heads-ups. De hecho, estoy seguro de que nunca había jugado ni una mano de 6-max tampoco. Sé que parece extraño, pero en 2008 había básicamente una página de entrenamientos (CardRunners) que acababa de salir, y el juego principal seguía siendo Full-Ring. La transición a 6-max había comenzado y Full-Ring empezaba a decaer lentamente, pero por aquel entonces básicamente no había material de estudio para 6-max o Heads-ups. Así que era bastante normal que nunca los hubiera jugado.

Unos días antes había encontrado el blog de un jugador que únicamente jugaba Heads-ups. Ojalá pudiera recordar su nombre, pero me he olvidado completamente. Estoy bastante seguro de que ya no juega, o al menos nunca llegó a ser pro. Pero entonces era bastante famoso en la comunidad finlandesa de poker de mid-stakes HU. Tenía unos resultados bastante impresionantes y recuerdo leer un par de manos que posteó. Su estilo me pareció totalmente loco. ¿Raisear un 8-6 suited pre-flop? ¿3-betear una mano de cartas bajas? ¿Meterte 100BBs deep con pareja alta? ¡Una locura! El mundo de los Heads-ups me pareció interesante y pensé en estudiarlo más adelante y quizá practicar un poco en micro stakes.

Pero esa noche cuando tenía un tilt tan brutal, me olvidé de todas las reglas. Me olvidé del bankroll management y de los estúpidos shots. Había pasado una enorme cantidad de tiempo aprendiendo a ser un grinder sólido, especialmente en la parte mental, ya que mi análisis después de arruinarme mostraba claramente que la razón había sido a) no ser capaz de controlarme y b) jugar niveles que no podía vencer. Tenía un post-it en mi mesa que decía:

Cuando te enfrentes a un bad beat, respira. Recuerda lo que pasó en 2007. No quieres volver a pasar por eso. No hagas ninguna estupidez.

Estaba tan en tilt por el downswing de 100 buy-ins que hasta tiré la nota a la papelera. "A la *** con todo", me dije a mí mismo, y busqué partidas de cash en el lobby. Abrí una mesa de 1/2 Heads-up a pesar de no tener ni idea de cómo jugar.

No recuerdo las manos, pero perdí $400 bastante rápido. Antes de la sesión tenía $3.000 en mi cuenta, había perdido $2.000 con los SnG y ahora solo me quedaban $600. No tenía nada extra en mi cuenta bancaria, tendría que esperar hasta volver a cobrar del trabajo para poder depositar de nuevo e incluso entonces, sería menos que los $600 que todavía tenía. Pero no me importó. Estaba muy furioso con todo. "Es tan injusto", me dije a mí mismo. Salí de la mesa de 1/2 y me senté en una de 3/6. Recuerdo el nombre en pantalla del tipo. Era J. Braddock. Un regular de Ongame en esos stacks a quien yo no conocía por aquel entonces. Si lo hubiera hecho, habría querido jugar contra él más todavía. Una parte de mí quería perder.

Es una sensación con la que he tenido que luchar muchas veces durante mi carrera. Es casi algo perverso. Haces lo posible por ganar, pasas incontables horas estudiando y mejorando. Ajustas tu juego hasta el punto en el que es casi demasiado bueno. Y aun así, quieres arruinarte, porque arruinarte significa ser libre. Estar arruinado significa que las emociones negativas asociadas con el poker no te pueden afectar, porque no puedes jugar. Eres libre para hacer lo que quieras, ya no tienes que pasar por las avalanchas de adrenalina, con el corazón latiendo cada vez más rápido, la decepción cuando pierdes por un desafortunado river. Eres libre de comprobar tu bankroll 10 veces en cada sesión, libre del estrés. Libre de postear historiales de manos en foros, de mirar si un push fue rentable en el SNGWiz. Eres libre porque te has bajado de la noria. La única forma de no poder jugar al poker es arruinarte. Fue la primera vez en mi carrera que sentí esta extraña sensación de querer perder. Quería cometer un suicidio pokerístico, o al menos descansar.

Pero por supuesto, no sabía todo esto todavía. Ahora que sé cómo funciona mi mente sí lo entiendo, y me ha llevado mucho tiempo llegar aquí. Muchas de las cosas estúpidas que hice durante los años antes de empezar a jugar MTTs y encontrar la única variante de poker que me hace feliz, fueron por esto. Busteé muchos bankrolls, no porque quisiera subir de límite demasiado rápido y tuviera una actitud del tipo "a por todas sin importar las consecuencias", sino porque no estaba preparado para ello y porque quería ser libre.

En mi mente en la partida contra J.Braddock, solo tenía un objetivo. Quería recuperar mi dinero. Quería volver a tener $3000 en la cuenta y después podría dejarlo e irme a dormir. Olvidar mi lapso, olvidarme de todo lo de los Heads-ups y volver a grindear SnGs. En algún lugar de mi cabeza tenía un objetivo adicional: perderlo todo. Así que era como una situación win-win. No me sentía ni estresado ni excitado. Solo quería ver lo que pasaba. Coloqué mi ciega grande.

En una de las primeras manos hice 3-bet con 87 de diamantes (sí, por aquel entonces no sabía que hacer 3-bets de 100BB con suited connectors no era la mejor idea). Flopeé una escalera contra su pareja alta y me doblé a $1.200. Poco después gané con mis jotas contra su AK. Unos minutos más tarde vi una 3-bet con un par de doses y conseguí un trío. Lo mantuve contra su doble pareja y gané. Luego, flush contra doble pareja. En menos de 20 minutos había conseguido más dinero del que tenía al principio de la noche.

Para aquellos que hayan leído las primeras partes, esto no debería ser una sorpresa: después de jugar estaba convencido de que era más o menos el mejor jugador de Heads-ups del mundo. Había ganado $2600 en un periodo de tiempo muy corto. Había conseguido más dinero en 20 minutos que en un mes jugando SnGs. Creí que se trataba de talento natural. Me puse a pensar que para finales de año habría conseguido cientos de miles, no, millones.

Me fui a dormir muy contento y en cuanto me desperté, lo primero que me vino a la cabeza fue jugar un Heads-up. Ya estaba enganchado. Era todo acción, era excitante, hacía que me sintiera vivo de una forma en la que los SnGs no lo hacían. Ya no me importaban los SnGs, quería convertirme en el mejor jugador de Heads-ups del mundo. No me conformaría con menos.

Si bien todavía era un idiota por aquel entonces, por lo menos había entendido que necesitabas estudiar para poder mejorar tu juego. Creí que tenía talento natural por haber crusheado a J.Braddock (gracias a haber runeado como nunca y a meterle coolers por todas partes, algo que por supuesto no comprendí en ese momento), pero también pensé que tenía que estudiar algunas cosas. No tenía ni idea del tamaño de las apuestas. No sabía cuál era la cantidad estándar para abrir desde el botón, o qué tipo de manos debía jugar.

Pagué una suscripción a CardRunners y vi mi primer vídeo de poker. Ni siquiera sabía que existían los vídeos de poker, no sabía ni cómo funcionaba eso de ver un entrenamiento en vídeo. Nunca había oído hablar de los pros, pero sí había leído en aquel blog del tipo de los Heads-ups, que tenían buenos vídeos. Elegí un vídeo de Taylor "Green Plastic" Caby, uno de los mayores nombres del cash online de entonces. Tenía más de 20 vídeos, el que yo elegí se titulaba "Taylor sweats Ezmogee" (el ejecutivo de CardRunners Ezra, quien coincidencias de la vida, tres años más tarde se ofrecería a comprar todas mis acciones de las WSOP), y la idea era enseñar a un novato cómo jugar. Me pareció perfecto, así que empecé a verlo.

Mientras veía el vídeo, muchas cosas hicieron clic en mi cabeza. Creo que por alguna razón son muy bueno copiando el estilo de alguien y eso es algo que todavía hago cuando veo vídeos. Elijo a un instructor, veo un vídeo, copio su estilo y juego exactamente como él en mi siguiente sesión, solo para ver si su estilo funciona conmigo y si puedo adaptar alguna cosa a mi propio juego.

Me llevó exactamente 45 minutos ver a Taylor y Ezra jugando para sentir que ya estaba listo para volver a jugar, pero esta vez con un enfoque más profesional. Me hice la promesa de tener al menos 20 buy-ins del nivel que iba a jugar y de comenzar en 0,50/1. (Por aquel entonces la mayoría de los artículos decían que 20 buy-ins era suficiente bankroll para el cash, pero esto era por el Full Ring, y yo no tenía ni idea de que necesitaría más para 6-max y especialmente para HU).

Aun así con mi conocimiento básico no teórico y el buen plan de juego que había aprendido de Taylor Caby, me senté en dos mesas de 0,50/1 esperando oponentes. Entonces jugaba como salty_water, mi cuenta de Whitebet. Me llamé así por una canción de British Sea Power. Ahora que lo pienso, la mayoría de mis nombres de juego son por canciones: l31f3r1ks0n, aka Leif Erikson de Interpol. Cannotletgo viene de una canción de Royksopp que repite mucho "cannot let go". BoysDontCRAI obviamente viene de una canción de The Cure, y shmshmshmSHIMSHIMMYY del vídeo de U.N.K.L.E. Rabbit In Your Headlights (por cierto recomiendo que lo veas, es una obra maestra de cinco estrellas).

Pronto alguien vino a desafiarme. Me lo comí. El siguiente oponente, también le crusheé. Había ganado $1200 en mi primera noche jugando 0,50/1.

Por aquel entonces el juego era increíblemente soft. Ongame en 2008 era como PartyPoker en 2005. La gente simplemente se sentaba y te donaba su dinero. Desde la perspectiva de hoy en día, si bien era bastante malo, aun así conseguí vencer a casi todo el mundo del site. Otros dos regulares que yo recuerde jugaban lo mismo por aquel entonces: Adrenoah y AkuJoe. Ambos llegaron a pro y ahora juegan high stakes con bankrolls deep. Jugué algunos HU contra ellos. Está claro que eran un millón de veces mejores que yo, pero también runeé como un dios contra ellos y creo que sigo estando por encima de ambos. No tengo gráficos para demostrarlo, porque ni siquiera había oído hablar del Poker Tracker. Hold'em Manager seguía en versión beta.

En primavera escalé los límites. Me llevó un mes convertir esos $3k en $20k. Pasé de 0,50/1 a 2/4 en tan solo unos días. Grindeé 2/4 y 3/6 durante un mes y ganaba casi todos los días. No tenía tiempo para jugar mucho, seguía trabajando a jornada completa y estaba mi novia también. Trabajaba en el turno de la noche y todavía recuerdo cómo era mi rutina: Me levantaba a las 6pm. Desayunaba. Abría el cliente y jugaba una sesión de 3 horas con la idea de irme a trabajar a las 10pm. Me encontraba con que seguía grindeando a las 10:30pm. Corría hasta la parada del autobús, conseguía subirme cuando casi estaban cerrando las puertas y llegaba a trabajar a tiempo. Trabajaba hasta las 7am, volvía a casa, grindeaba otras tres horas y caía muerto de sueño delante del ordenador, me volvía a levantar a las 6am. Y repetía.

Me parecía genial. Posteé algunos resultados en mi blog y todo el mundo me daba la enhorabuena. La gente precedía que yo sería la próxima estrella finlandesa. La verdad es que ganaba cuatro cifras cada noche. Me volví más y más arrogante y cuando pasé un mes empecé a hacer selección de mesas inversa. Me sentaba a jugar contra cualquiera que fuera bastante malo. Los fishes de Ongame de los fines de semana estaban intentando darme su dinero y yo no lo quería. Cuando alguien limpeaba desde el botón, me ponía en modo sit-out. Le insultaba en el chat y le decía que no quería su dinero, que quería jugar contra jugadores de verdad. Es divertido pensar que estos días las mesas estaban llenas de bumhunters que solo juegan si alguien limpea su primer botón.

Yo solamente jugaba contra los regulares más duros. Esta es la primera vez que recuerdo leer 2+2, me creé un nombre de usuario (ya no lo recuerdo, no es el que tengo ahora) para descubrir quiénes eran los regulares más duros. Me encantaría encontrar ese post. Básicamente fui a los foros de mid-stakes y o bien abrí un hilo o pregunté en el de alguien cuáles eran los oponentes más duros que te podías encontrar en la red. Después me fui a desafiarles a todos y casi siempre ganaba.

Por supuesto, esto era solo una racha de suerte. Creo que no jugué más de 30.000 manos durante ese tiempo. Aunque no lo sé, porque no tenía un software de seguimiento. Me hace gracia pensar que, durante un breve periodo de tiempo vencí a casi todos los regulares de mid-stakes de la red sin entender nada. No tenía ni idea de explotar, o la teoría del juego o los rangos. Es que ni siquiera había oído la palabra "rango". Lo único que hacía era clic en los botones y ver algún vídeo de Taylor Caby de vez en cuando. Recuerdo que ligaba un trío como el 40% de las veces cuando pagaba un 3-bet con pareja de mano y pensaba que todo el mundo era imbécil porque iban con sus overpairs todo el tiempo.

Justo en el momento en el que estaba en plena racha, nos llegó una nueva jefa al trabajo. Era una absoluta cabrona y me odió desde el principio. Me gustaba trabajar ahí por mis compañeros, que eran geniales. Pero la nueva jefa era demasiado. Hizo que mi vida en el trabajo fuera un infierno y una noche después de ganar $5k y de volver a llevarme una bronca inmerecida de mi jefa, decidí dejarlo. Fue una decisión en caliente. Recuerdo que me llamó estúpido por haber hecho una tontería mal y, en el calor del momento, respondí diciendo que era una **** y que lo dejaba. Debido a lo que le dije, no tuve que pasar el periodo de 2 semanas de aviso. Sonreí y me fui, convencido de que ganaría muchísimo más con el poker. Ya había ganado $20K en un mes jugando solo 4-5 horas al día, ¿cuánto ganaría si jugaba a tiempo completo?




BetRTR Tragaperras 01
BetRTR Tragaperras
"01"
BetRTR Tragaperras 02
BetRTR Tragaperras
"02"
BetRTR Tragaperras 03
BetRTR Tragaperras
"03"
BetRTR Tragaperras 04
BetRTR Tragaperras
"04"
BetRTR Tragaperras 05
BetRTR Tragaperras
"05"

Mas BetRTR Tragaperras Online >>>

We are not accepting deposits, we give only information.
Se aplicarán las Condiciones generales. 18+ Juegue con responsabilidad.
18

©BetRTR 2015-2018