Mymzik

Jugar por Dinero Real
Haga clic aquí

Mymzik > Artículos >

Vol.2: Descubriendo el poker y el resto de mi vida en Australia


Así que tras dejar el criadero de gambas, mi primera parada fue Townsville. Era una ciudad pequeña y agradable y después de estar aislado durante meses, me encantó ver gente. Aunque no era un sitio grande, tenía algún bar, restaurantes y demás. Fui al casino local con la intención de jugar al poker, pero no tenían. No me quedé demasiado tiempo en Townsville, ya que había poco que hacer. Después de una noche de borrachera en un bar donde había un concurso de camisetas mojadas, decidí sin pensar demasiado, en seguir mi viaje hacia el sur. Como nota al margen, en Townsville me compré un libro de Ben Elton, el primer libro que leía de este autor. Se titulaba Popcorn. Rápidamente me convertí en un fan de Ben Elton y sigue siendo uno de mis autores favoritos.

En fin, volvamos a la historia. Acabé volando desde Townsville hasta Brisbane, porque tras una búsqueda rápida en Google vi que no había ningún casino entre Townsville y Brisbane. Brisbane es una de las mayores ciudades de Australia y me pareció una buena idea quedarme allí algún tiempo. Pasé las primeras noches en el sofá de mi amiga Elina en Surfers Paradise, a unos 48 kilómetros de Brisbane. La conocía porque trabajó conmigo en el Mac en Finlandia y se había ido a Australia para estudiar derecho en Surfers Paradise.

Elina vivía en una casa enorme con dos gays. No recuerdo sus nombres, pero eran geniales. No tengo ni idea de cómo una chica finlandesa de 19 años terminó viviendo con una pareja gay de 35, pero así fue. La casa era increíble, pero por lo visto la pareja estaba arruinada. Parece ser que uno de ellos se había gastado $200K en cursos sobre interacción humana. No recuerdo exactamente lo que era, pero me recordó a la Cienciología. También tenían un pez dorado con comportamiento suicida que intentaba saltar de la pecera todos los días.

Me lo pasé genial en Surfers Paradise. Me compré algunas cosas imprescindibles, como unos zapatos nuevos porque los viejos seguían oliendo a gambas y mi primer libro de poker (ya sé que es un cliché, pero sí, fue la Teoría del Poker de David Sklansky). Y todas las noches salía de fiesta con Elina y sus amigos. Me lo pasé genial. Me quedé unos días en casa de Elina y pronto volví a Brisbane.

La primera noche la pasé en el sofá de mi amiga Ailie. Bueno, más bien en el sofá de la casa de sus padres, tenían 8 hijos y vivían en una casa que no era demasiado grande. Ailie me dijo que no importaba, que estaban acostumbrados a tener gente en casa ya que habían participado en varios programas de intercambio de estudiantes y tenían gente de fuera en casa todo el tiempo. Mi idea era quedarme solo un par de noches, pero no fue así.

El día siguiente dormí hasta por la tarde, tenía una resaca acumulada de cuatro noches bebiendo sin parar. Me fui directo al casino. Me había leído la Teoría del Poker desde el principio hasta el final y me creía preparado de sobra. Estaba convencido de que nadie del casino me podría ganar. Había dos partidas, una de Fixed Limit Hold’em de ciegas de 5/10 y 10/20 y otra de Half-Pot Limit de 25/50. Hasta el día de hoy no he vuelto a ver que se juegue Half-Pot desde que me fui de Brisbane, pero en 2007 era el tipo de juego más popular y no tenían NL Hold'em.

No entendía completamente cómo se jugaba una partida de cash, pero no me importó. Me había llevado todo mi dinero, unos $3000 o $4000. No estoy seguro, pero creo que me lo llevé todo porque no me sentía cómodo dejando el dinero en casa de Ailie, porque siempre estaban con la puerta abierta. No entendía la estructura de las ciegas, pero por alguna estúpida razón decidí jugar. Ni siquiera lo pensé bien. Supongo que pensaba que era imposible perderlo todo. Estaba algo confuso con todos los consejos sobre Fixed Limit que había leído en el libro de Sklansky y creía que las ciegas grandes eran lo mismo que las apuestas grandes. Pensé que no se podía perder 60 apuestas grandes a la vez. Supuse que si perdía $1K o así, lo dejaría.

Recuerdo que todos tenían stacks altos, como $15K o así. Ahora que lo pienso, era una mesa bastante demencial. Tenían una straddle y otra en el botón, y la partida ya era de 25-50-100-200. Jugué como si fuera Limit Hold'em, haciendo minraising o limpeando y haciendo apuestas mínimas post-flop. Lógicamente, pronto me quedé sin dinero.

Ni siquiera me di cuenta hasta que salí del casino. Estaba arruinado. Tenía hambre y no podía comprarme ni un Happy Meal. No tenía ni idea de qué iba a hacer. La casa de Ailie estaba a 16 kilómetros y no podía pagarme el billete de tren. Era medianoche. Caminé. Recuerdo que a mitad de camino me puse a llorar. Todo el dinero que había conseguido trabajando duro, todas las gambas que pelé, todo eso perdido. Me volví a sentir como si tuviera 14 años otra vez. Era como si de nuevo mi adicción al juego me hubiera atrapado, pero encima esta vez era más bien un caso de estupidez más que de otra cosa. Mi adicción al poker estaba a punto de empezar.

No me atreví a contarle a Ailie lo que había pasado. Le mandé a mi madre un email pidiéndole dinero para poder sobrevivir unos días. Me inventé una historia sobre lo que había pasado con mi dinero (no recuerdo ni qué le dije), porque no podía contarle lo del poker. Después conseguí un trabajo en el aeropuerto de Brisbane. Pagaban muy bien, no sé exactamente la cantidad pero cerca de $25 por hora. Trabajaba en una tienda, el trabajo era fácil y me gustaba. Estaba ganando casi el doble de lo que ganaba en Finlandia, viviendo en una ciudad impresionante y me lo estaba pasando genial conociendo chicas australianas. Pero no podía concentrarme en nada de eso. Estaba enfadado. Quería recuperar mi dinero.

Siempre he sido muy competitivo. Si alguna vez has visto la serie Friends, soy como Mónica cuando se trata de perder algo. No podía soportar la idea de haber perdido esa estúpida partida de Half-Pot. Estudiar se convirtió en mi prioridad y pasaba la mayor parte de mi tiempo libre leyendo libros de poker, artículos de poker online (todavía no había descubierto 2+2) y viendo programas sobre poker. Una de las cosas que recuerdo perfectamente es ver la mesa final del Main Event de las WSOP 2007 cuando Jerry Yang ganó. Todos decían que era malísimo, pero yo no entendía por qué. El tipo acababa de ganar el mayor torneo de poker del mundo, no podía ser tan malo, ¿no?

También empecé a interesarme por encontrar jugadores de poker finlandeses profesionales. Encontré algún nombre: Patrik Antonius, Ilari Sahamies, y una prometedora estrella con el nombre en pantalla de LarsLuzak. Nadie conocía su identidad por aquel entonces, pero decían que tenía más o menos mi edad y vivía a unos 8 kilómetros de mi casa en Finlandia.

Cuando recibí mi primer sueldo me fui directo al casino. Esta vez elegí jugar 5/10 LHE. Había aprendido la lección en aquella partida de Half-Pot y había estudiado las diferencias entre Fixed Limit y Pot Limit como para saber que no tenía suficiente dinero para jugar a eso (y sí, era la partida de otra cosa que no fuera Fixed Limit más pequeña que tenían). Evitar ese tipo de juego tampoco me ayudó mucho, porque seguía siendo muy malo, incluso en Fixed Limit. Todavía recuerdo una mano donde flopeé un trío de A72 teniendo 77. La apuesta tenía cap en el flop. Después en el turn llegó otro As y no me di cuenta de que tenía full house. Creí que tenía tres sietes y estaba convencido de que él tendría tres ases. Así que solo vi la apuesta. El river no era nada importante, mi oponente apostó y yo foldeé con las cartas hacia arriba diciendo "qué suerte has tenido en el turn". Me enseñó AK y yo encantado conmigo mismo pensando en que había hecho un gran fold porque habría perdido la mano. Después un regular del casino muy amable me dijo que un trío y una pareja forman un full house. Lección aprendida.

A pesar de jugar fatal conseguí runear medianamente bien. Gane más de $1000 mi primera noche, algo bastante absurdo en una partida de Fixed Limit 5/10 donde recibes como 15 manos por hora. De nuevo, me creía que era un dios. Después de un mes me fui de casa de Ailie (creo que me habrían echado si no me llego a ir en ese momento) y me mudé con una mujer que encontré en la versión australiana de la Craiglist, que tenía unos años más que yo. Tenía una casa bonita, le pagué unas semanas por adelantado y pasé todo el tiempo jugando al poker y estudiando.

Creo que no gané ni una sola mano en el tiempo que viví con ella. Estudiaba el juego sin parar y gradualmente empecé a mejorar. Me compraba todos los libros que conseguía encontrar sobre poker. Eran generalmente libros sobre Fixed Limit, uno era Hold'em Poker para Jugadores Avanzados de Slansky. Pero todavía no conseguía ser un buen jugador y seguía perdiendo.

Dejé mi trabajo en el aeropuerto. Fue tras otra larga noche jugando en el casino. Estuve allí hasta las 5 de la mañana y tenía que empezar a trabajar a las 8. Se me ocurrió ir a casa a dormir una siesta antes de ir a trabajar, pero de alguna forma me dormí. No recuerdo por qué lo hice, pero tomé otra decisión impulsiva de mudarme a Sídney. La mayoría de mis amigos estaban allí y les echaba de menos, además había oído que tenían No-Limit. Tenía unos $1500 ahorrados, así que sin más, me encogí de hombros y ni siquiera llamé al trabajo. Simplemente me fui a un Internet Café, reservé un vuelo para el día siguiente, hice mis maletas y me fui de nuevo.

En Sídney fue donde las cosas empezaron a torcerse de verdad. Ahí fue donde descubrí el poker online. Había jugado un par de veces, pero no lo disfrutaba tanto como las partidas live de Brisbane. Incluso en 2007 las partidas online eran generalmente No Limit y yo era un especialista en Fixed Limit debido a todo lo que había estudiado, así que no quería jugar otra cosa.

Cuando me fui a Sídney, LarsLuzak publicó su blog en un foro de poker finlandés. Recuerdo cuando descubrí que había ganado una cantidad de siete cifras jugando No Limit Hold'em. Me registré en el foro e hice un post preguntando qué tipo de juego debería elegir y todo el mundo me dijo que el Fixed Limit estaba muerto. Así que empecé a estudiar No Limit.

Qué pena no haberme concentrado en estudiar... No me quedaba mucho dinero y lo único que tenía en mente era conseguir cantidades de dinero absurdas jugando No Limit. Deposité todo lo que tenía en mi cuenta y lo perdí. Jugué partidas live en el Star City Casino de Sídney y lo perdí todo. De nuevo no tenía ni idea de qué hacer con mi vida, sin trabajo, sin dinero y sin sitio para vivir. Me quedé en el sofá de mi amiga Rhiannon durante un tiempo. Nos pasamos alguna noche emborrachándonos con tequila y creo que una vez intenté besarla, pero acabé vomitando en su alfombra. Poco después la realidad me golpeó.

No tenía dinero. Pensé en qué opciones tenía y después de empeñar mi cámara y MP3 y perder el dinero que había conseguido, decidí pedir unos préstamos de dinero rápido. No sé si son muy populares fuera de Finlandia, pero en mi país los usaba todo el mundo. Tienes que pagar como un 150% de interés, pero puedes conseguir un préstamo de hasta $1k en unos minutos solo mandando un mensaje con tus detalles bancarios. Me preguntaba si esto funcionaría viviendo fuera... Pues sí, funcionó. La idea era pedir un préstamo de $1k, grindear (obviamente todavía creía que era un jugador ganador y que en unos días empezaría a ganar enormes cantidades de dinero) y devolverlo con intereses. Me gasté algo de dinero alquilando una habitación en un hostal de m**** y me fui a un Internet Café a grindear. En unos minutos lo había perdido todo.

"Bueno, uno más no puede hacer daño", pensé. Pedí otro préstamo de otra empresa y volví a perderlo todo. En una semana había pedido préstamos en todas las empresas que pude y mi deuda ascendía a $20K. Perdí parte del dinero en un flip en la ruleta en el Star City Casino. Llevaba años sin jugar a nada que fuera -EV, pero en ese punto ya no me importaba nada. No tenía dinero para comprar comida, no tenía ningún sitio donde acudir para que me hicieran otro préstamo, no tenía absolutamente nada. Le pedí $20 a un amigo, dejé mi equipaje en su casa y me fui a la calle a vivir. Sí, podía haber llamado a casa para pedir dinero y contar mi situación para recibir ayuda, pero me daba mucha vergüenza hacerlo.

Creo que era noviembre o diciembre. Por las noches no hacía frío, así que no pasaba nada por dormir a la intemperie. Dormía en un parque que era mi favorito y recuerdo que me sentía extrañamente feliz mirando las estrellas antes de dormir. Las estrellas son tan brillantes en Australia... es una de las cosas que más echo de menos de allí. Mirar al cielo por las noches.

Por el día intentaba sacar algo de dinero recogiendo botellas vacías o simplemente pidiendo en la calle. No sé por qué lo hice, podría haberle pedido a mi madre que me comprase un billete de avión para volver a casa y ella lo habría hecho. Creo que en parte no me quería ir porque me encantaba Australia. No quería tener que marcharme, incluso si significaba comer fideos instantáneos de $0,50 crudos y dormir en la calle.

De pronto conocí a un tipo llamado Kenny y mi suerte empezó a mejorar. Había jugado alguna vez con él en el Star City Casino y empezamos a hablar. Como por aquel entonces me lo tenía tan creído, había exagerado mis ganancias tanto que probablemente se creyó que era bastante buen jugador. Le dije que estaba arruinado y me dio $200 para que pudiera jugar los SnGs de $20-$30 en un lugar llamado Pokerdome (un intento de negocio fallido de Jeff Lisandro que acabó en bancarrota si no recuerdo mal), y dijo que podía devolverle el dinero cuando quisiera.

Toda mi historia de poker había comenzado con un inocente SnG, así que me pareció bien que acabase con otro. Había vivido un tiempo en las calles e incluso durante unos días con un drogadicto canadiense en una casa que creía que era suya, pero que resultó ser una casa abandonada que ocupó. Me sentía bastante frustrado con mi vida y le echaba la culpa de todo al poker. Hasta el día de hoy, esa es la única vez que pensé en dejarlo. En mi cabeza, el poker estaba al mismo nivel que las malvadas máquinas tragamonedas, las apuestas deportivas y la ruleta. Todo eso de lo que debía apartarme. Pero como había tenido suerte en aquel primer SnG, pensé que volvería a probar una última vez.

Cuando jugué en Pokerdome por primera vez, ocurrió algo. Sentí algo. Era como si estuviese en mi sitio, como si grindear SnGs era lo que se suponía que tenía que hacer. A pesar de no tener ni idea de ICM, lo hice bastante bien e incluso ahora creo que era uno de los pocos crusheando las mesas. Fue la primera partida de poker de mi vida en la que había ganado dinero, incluso a largo plazo.

Pronto jugué mi primer torneo multi mesa también. Vendí la mitad de mis acciones a Kenny y pagué el buy-in del New South Wales Championship. Lisandro también era el organizador de este torneo y se iba a realizar en otro Pokerdome que acababa de abrir. El buy-in era de $350 y estaba tan nervioso que no pude ni pegar ojo la noche anterior.

Busteé cerca del final del día uno. Parece mentira, pero todavía a día de hoy, cuatro años más tarde, me suele pasar lo mismo. Había otro chico joven en la mesa, el resto eran viejos y calvos. Los dos estábamos a fuego y nos hacíamos 3-bet y 4-bet constantemente. Casi al principio le metí un farol enorme, tanqueó, foldeó y le mostré 6 alto. Poco después él hizo lo mismo, foldeé y me mostró 5 alto.

En mi última mano subí KhQh pre-flop, hizo 3-bet en el botón y yo hice 4-bet all-in. Lo vio con AK y yo no pinché. Me sentí fatal. Quería llorar, romper cosas, romperle su estúpida cara. Salí de la zona del torneo. Fue mi primer "paseo de la vergüenza", el primero de muchos. Aunque la verdad es que nunca me he sentido tan mal, ni siquiera cuando busteé el Main Event de las WSOP 2012 justo antes de entrar en premio. Y creo que nunca me sentiré tan mal como aquella vez.

El chico acabó ganando el torneo y se llevó unos $20K. Después desafió a Lisandro a un Heads-up de $20K y Lisandro le dijo que se fuera a comprar un helado con el dinero en vez de perderlo. Me gustaría saber si se llegó a convertir en pro, dijo que acababa de cumplir los 18 y que era su primer torneo en vivo.

Volví a grindear los SnG de Pokerdome. Como todos sabemos, grindear $20 SnGs live con un 20% de rake no te ofrece un buen ratio por hora. Jugué durante un par de meses, le pagué mi deuda a Kenny y a veces tenía bastante dinero como para quedarme en hostales y comprar comida decente, pero el resultado final era el mismo: volvía a estar arruinado. Decidí que había llegado el momento de volver a casa. Llamé a mi madre, que ya se había enterado de mis deudas porque el buzón estaba lleno de facturas de las empresas de préstamos rápidos y me pidió que volviera a casa y lo solucionase. Si hubiera sabido por todo lo que estaba pasando, ella misma habría venido a Australia y me habría llevado a casa esposado si hiciera falta. Pero no hizo falta que me lo dijera dos veces. Le pedí que me comprase un billete de ida a casa y lo hizo.

Aterricé en Helsinki en medio del invierno. Venía de +40º. En Helsinki estábamos a -25º. Llevaba pantalones cortos y no me podía permitir un taxi, así que esperé al autobús. La gente me miraba como si estuviera loco, esperando en la parada del autobús con pantalones cortos, hawaianas y una camiseta. No me importaba. Tenía una misión. Y esa misión era convertirme rápidamente en un jugador de SnG con éxito. Los SnGs que había jugado en Pokerdome hicieron que me enamorase de los torneos y a pesar de no conseguir vencer y sacar dinero (lo que era prácticamente imposible dado los bajos buy-ins y el enorme rake), estaba seguro de que podría hacerlo online. Y ciertamente, pronto empecé a crushear los SnGs. Solo necesitaba algo de ayuda.




Mymzik Tragaperras 01
Mymzik Tragaperras
"01"
Mymzik Tragaperras 02
Mymzik Tragaperras
"02"
Mymzik Tragaperras 03
Mymzik Tragaperras
"03"
Mymzik Tragaperras 04
Mymzik Tragaperras
"04"
Mymzik Tragaperras 05
Mymzik Tragaperras
"05"

Mas Mymzik Tragaperras Online >>>

 We are not accepting deposits, we give only information.
Se aplicarán las Condiciones generales. 18+ Juegue con responsabilidad.
18

©Mymzik 2011-2019