Mymzik

Jugar por Dinero Real
Haga clic aquí

Mymzik > Artículos >

Vol.11: Francia, Jens gana el EPT y mi tilt tras romper con Helena



Volví de la PCA bronceado y relajado. La historia sobre Johnny Lodden se convirtió en un éxito, aunque el mérito no era solo mío. Su historia era tan increíble que habría que ser un escritor pésimo para arruinarla. De cualquier forma, tenía permiso para hacer la historia de Ziigmund. Yo sería quien escribiese el artículo más buscado de la historia en los medios de poker de Finlandia. Siempre había sido fan de Ziigmund, era famoso por su estilo de vida y tenía muchísimas ganas de entrevistarle. Pero teniendo la suerte que tengo, nunca llegué el artículo. En parte fue culpa de Jen, pero en su mayor parte, mía.

Cuando volví de la PCA cerré el trato con TowerGaming y firmamos un contrato legal. Los abogados que trabajaban para Pokerisivut lo leyeron y confirmaron que era legítimo. Decía que tendría que bloguear tanto en inglés como en finlandés, tenía que llevar sus parches en cada torneo que jugase y que habría un total de seis de mis artículos de viajes/poker en las revistas de 2009 de Pokerisivut donde se haría publicidad a TowerGaming con logos y menciones en el texto. Yo podría quedarme con el 100% de mis ganancias.

Cerramos el calendario de los siguientes seis meses. No podíamos ir más allá, porque no teníamos información de los torneos de después del verano. El manager de Tower y yo quedamos en que jugaría los dos mayores torneos anuales de Finlandia: el Helsinki Freezeout 3k en enero y el Midnight Sun 3k en verano. Además de eso jugaría tantos EPTs como fuera posible y otros torneos en ubicaciones exóticas como un LAPT en América del Sur. Me enviaron el primer cheque de unos 17.000 euros, y el resto 35-40k (no lo recuerdo exactamente) lo recibiría después.

Después de que el contrato se hiciera público también me convertí en blogger de portada para Pokerisivut. Pokerisivut tenía una sección de blogs de usuario, donde mi blog siempre había estado y luego una sección más oficial de “all stars”, donde solo los mejores pros finlandeses tenían su blog. Ilari "Ziigmund" Sahamies, Ville Wahlbeck, Sami "LarsLuzak" Kelopuro, Jens "Jeans" Kyllönen, Juha Helppi y Riku "WaterIntoWine" Vihreäsaari. Y ahora yo.

Cuando mi deal de patrocinio y mi blog en portada se hicieron públicos, mis haters enloquecieron. Había un montón de gente hablando sobre mí. Decían que no me lo merecía, algo que creo que tenía su parte de verdad, querían el deal por razones de visibilidad, no por mis habilidades como jugador. No querían a un profesional que jugase bien en los torneos pero no bloguease y no supiera tratar a los medios. Así que en ese sentido, no veo que fuera injustificado, ya que básicamente no había nadie en la comunidad de poker de Finlandia con más visibilidad que yo. Otros decían que Pokerisivut había tocado fondo poniéndome en portada de su empresa. Estoy de acuerdo en que mis resultados no eran comparables a los otros jugadores, pero aun así me lo tomé de forma personal y empecé a contestar a la gente, lo que solo creó más tensión. Empecé a tener más y más haters debido a mis comentarios infantiles. Sigo sin saber cómo tratar a los haters. Creo que he mejorado algo, pero es difícil ignorar a la gente que te lanza mierda todos los días.

El Helsinki Freezeout era tan solo unos días después de volver de la PCA (donde, que quede claro, no jugué ni un solo torneo). Yo estaba bastante agobiado porque era el mayor torneo live que iba a jugar y la primera vez que jugaría con los pros Finlandeses. Quería demostrar mi valía. Por supuesto, no sabía nada sobre torneos y probablemente estaba -EV en el field, pero naturalmente, yo creía ser uno de los mejores y que podría ganarles a todos. Jugué de forma súper agresiva desde el principio y tras muchos ups y downs conseguí llegar al día dos. Tenía la media y quedaba el 40 por ciento de los jugadores. Acabé busteando pronto en un spot estándar donde hice 4-bet con AQs al 3 del botón desde el cutoff. El villano tenía KK, y vi un As al que siguió un Rey.

Durante esa semana del torneo jugué alguna partida de cash PLO en el casino, incluso sin tener ni idea de PLO. Creo que empecé a meterme en el PLO cuando me puse a investigar para el artículo sobre Ziigmund e intenté aprender las bases para poder preguntarle sobre su proceso de pensamiento. Siendo el egomaníaco que era, tras mi primera sesión online, de nuevo creí tener un talento natural para el juego, lo suficientemente bueno como para jugar deep 5/5 contra los pros finlandeses de PLO. No recuerdo cómo lo hice, pero supongo que de alguna forma tuve suerte y conseguí algo de beneficio. La siguiente semana todo lo que hice fue jugar 5/5 y 10/10 PLO online.

Era tan malo. Overplayeaba de forma masiva los ases secos y creía que era la mejor mano que se podía tener. Y cuando los villanos me ganaban una y otra vez, me decía a mí mismo, “qué suerte tiene la gente”, “voy 200 big blinds all-in con overpair contra su proyecto y pincha todas las veces, menudo idiota”. Por supuesto yo era el fish y perdí un montón de dinero en esas partidas.

Pronto después me tenía que ir a Francia para el EPT Deauville 5k. Siempre había odiado Francia. La gente arrogante, la comida, la cultura. Mi odio hacia Francia comenzó en el campeonato de fútbol europeo de 2000 cuando Italia, mi equipo favorito de siempre, perdió contra Francia en el último minuto en la prórroga. Fue mi mayor pérdida de apuestas en toda mi vida. No recuerdo cuánto había apostado, pero sí que había tenido un verano muy bueno y aposté todo lo que había ganado a Italia. Incluso me aposté todos mis juegos de la PlayStation con mis amigos y pedí algo de dinero para poder apostar más de lo que tenía. Si ese gol en el último minuto no habría ocurrido, habría ganado cinco cifras altas.

Jens y yo conseguimos el mismo vuelo para viajar juntos. Casi no vamos porque queríamos jugar el día 1B y Juha Helppi nos mandó un mensaje cuando estábamos a punto de salir de casa en la mañana del 1A diciendo que el 1B ya estaba completo. Casi perdemos el vuelo por la bromita de Juha. Tiene un sentido del humor bastante extraño.

El viaje de Paris a Deauville ocurrió sin incidencias. Nos fuimos a un restaurante para comer un entrecote cerca de la estación mientras esperábamos nuestro tren. Acabó siendo una de las mejores carnes que jamás he comido. No solo por la calidad (era increíblemente mala, al igual que todo en Francia), sino también por el plato en sí. Nuestro entrecote tenía palomitas de acompañamiento. No es broma. Ahí estaba, carne y palomitas. Quizá nos comimos una tercera parte como mucho y nos fuimos sin dejar propina.

Los conductores de tren franceses son famosos porque organizan huelgas todo el tiempo, generalmente cuando están en medio de un trayecto. Recuerdo que nos subimos al tren en Mónaco para ir a Niza y de pronto el tren paró en medio de ninguna parte cerca de la frontera Francia-Italia. Abrieron las puertas, el conductor dijo algo en francés y la gente empezó a salir. Fue una de las pocas veces en las que no supe en qué país estaba sin una gota de alcohol en el cuerpo. Esta vez, por suerte, conseguimos evitar las huelgas.

Jens había conseguido una habitación en el hotel al lado del casino. Era ridículamente caro, más de 200 euros la noche. El presupuesto que yo tenía con Tower era bastante ajustado después de los buy-ins, y no me apetecía gastarme 1,5k en una habitación de hotel, así que me fui a otro que estaba a un par de kilómetros. Era un motel, un nido de cucarachas. Hacía más frío dentro que fuera. La temperatura fuera era de +5º y dentro -5º. En la habitación había un radiador antiguo que parecía un ventilador pero de aire caliente. Eso sí, solo funcionaba durante 21 minutos y el programa terminaba con un ruido tremendo. Hacía tanto frío que no me quedaba otra, así que cada 21 minutos me despertaba para volver a encenderlo y eso era la noche antes de mi primer EPT.

El Día 1 hice varias jugadas estúpidas y busteé antes del final del día. Ni recuerdo las manos, digamos que jugué muy mal e hice una ridícula cantidad de faroles absurdos.

Tras el EPT me volví de vuelta a París y me llevé a Helena conmigo. Quería invitarla a París ya que yo ya estaba ahí y ella siempre había querido ir. Mi plan era grindear en el Aviation Club durante unos días antes del EPT y pensé que estaría genial que viniera conmigo y pasáramos algo de tiempo juntos cuando no estuviera jugando. Acabamos pasando unos días geniales en París, pero mis recuerdos de buenos momentos en nuestra relación se acabaron justo después de ese viaje. Ni siquiera salimos a beber, no ocurrió nada dramático, éramos una pareja más en una de las ciudades más románticas del mundo.

Mi grindeo en el Aviation Club no salió tan bien. Gané algo cada día hasta el último día, cuando perdí casi todo lo que había ganado. Perdí los dos mayores botes del viaje, 8k€ y 9k€. En el primero perdí con Reinas contra los 33 del villano gracias a un riverazo en una partida Deep de 10/20 NL. En el segundo, me acababa de sentar en una partida de 10/20 deep dealer's choice y alguien eligió PLO8 (o NL). El problema es que no sabía las reglas, pero descubrí que tenía que conseguir una mano baja y una alta. Al final creí tener las nut de la baja y una pareja alta cuando en realidad tenía una pareja alta y nada en la baja o algo igual de estúpido. Una lección cara, con la mayoría de mi bankroll en la mesa. Ahora O8 es mi variante preferida y creo que soy bastante decente jugando.

Conseguí evitar quedarme totalmente arruinado jugando al poker de tres cartas en el casino y ganando unos cuantos cientos de euros. Después pinché tres sietes y como había pagado la apuesta máxima gané varios miles. Me sentí tan aliviado que en lugar de volver a jugar decidí marcharme y concentrarme en grindear online.

Mi primer artículo sobre viajes bajo el patrocinio de TowerGaming se había convertido en cualquier cosa menos en una historia feliz. Al final escribí básicamente sobre el viaje (edito: no estoy totalmente seguro si fue el viaje a Francia o el siguiente, pero es irrelevante) y cómo había perdido jugando y la mala suerte que había tenido. Escribí sobre mi odio por los franceses y algo sobre mis partidas –EV. Naturalmente no pude contar la historia completa, porque tenía que dar una imagen profesional, pero sí di pistas sobre lo degenerado que fui. El equipo editorial estaba encantado en el proyecto y mis artículos desde aquel fueron siempre parecidos. De hecho, prácticamente era obligatorio que me metiera en problemas en mis viajes, perdiera dinero, me emborrachase e hiciera algo estúpido.

Por aquel entonces empecé a leer los libros de Charles Bukowski y Chuck Palahniuk. Me encantaban los personajes retorcidos de Palahniuk que siempre eran desastres y parecían querer tocar fondo. También leí otras novelas donde los personajes tenían adicciones. Empecé a idolatrar a esos personajes y empecé a caricaturizarme a mí mismo. Ni siquiera quería ya ser un jugador con éxito. Quería ser miserable, quería ser el perdedor por el que todos sienten pena. Quería ser una leyenda, un héroe, pero quería conseguir ese estatus de la forma menos heroica posible.

De nuevo comenzó a atraerme la idea de perder. En los primeros meses de 2009 busteé de nuevo. A veces grindeaba y ganaba pero al menos una vez a la semana probaba a jugar en high stakes por alguna absurda razón. Creía que era un win-win. Si ganaba, tendría montones de dinero. Si perdía, podría sentir el alivio de volver a tocar fondo de nuevo. Me gustaba más perder que ganar.

Algunos meses más tarde volvía a casa de algún sitio en US y un rayo cayó encima de mi avión en el Atlántico. Estoy seguro de que según los estándares de aviación ni siquiera fue algo peligroso, pero la gente gritaba y caían maletas de los compartimentos. Era mi peor pesadilla hecha realidad. A pesar de haber volado cientos de veces por todo el mundo, sigo teniendo miedo. Esa vez, de verdad creí que iba a morir. Ese pensamiento solo duró unos caóticos segundos.

Cuando parecía que el avión bajaba en caída libre (después me enteré de que los pilotos a menudo pierden altitud a propósito para alejarse de las tormentas) durante quizá unos 10 segundos, creí que nos moriríamos. La señora que estaba a mi lado gritaba histéricamente. A pesar de que el capitán anunció que todo iba bien y que eran solo turbulencias, la gente estaba aterrorizada. Durante unos segundos parecía que el corazón se me iba a salir del pecho, y de pronto me sentí totalmente en calma. Comencé a sonreír. ¿Recordáis la escena en la película del Club de la lucha (basada en una novela de Palahniuk) donde Jack sonríe tras un accidente de vuelo? Pues yo me sentí igual. No quería morir ni nada parecido. Sonreía porque me encantaba la sensación de estar tan cerca de tocar fondo, el fondo de verdad (en mi cabeza, al menos).

Cada vez que perdía en esas partidas que eran demasiado grandes para mi bankroll, me sentía igual. Había metido mis últimos $5k montones de veces en una partida de 10/20 o 25/50. Cuando comenzaba a jugar, simplemente estaba en tilt, no me sentía bien. Sabía que debía parar y al mismo tiempo no me importaba, y escuchaba las palabras de Johnny Lodden en mi cabeza una y otra vez. "Solo es dinero". Y siempre quería recuperar mi dinero, así que seguía jugando, incluso sabiendo que era una estupidez. Además quería buenas historias para mi blog. Sentía la necesidad de acabar con mi bankroll una y otra vez, de alguna forma para seguir manteniendo con vida a mi personaje.

Al principio de estas sesiones siempre me sentía fatal. Después, tras perder los primeros miles, comenzaba a sentirme mejor. Estaba más cerca de acabar del todo, acabar con el poker, algo que me haría sentirme vivo de nuevo. Cuando ponía el resto de mi bankroll en juego, no podía esperar a que mi oponente hiciera call. Cuando lo hacía, disfrutaba de esos segundos viéndole esquivar mis outs. Era una sensación extática, orgásmica.

Rehacer bankrolls no era tan difícil. Cada vez que me arruinaba, volvía a ponerme en pie. Tenía casi un 100% de rakeback en Tower, lo que ayudaba, y tenía un sueldo fijo de varios miles al mes entre rakeback y la revista. Y siempre que volvía a los límites bajos, tenía buenos resultados. En unos meses, todo eso cambiaría.

No tengo muchos recuerdos de mi vida personal en esos primeros meses de 2009, excepto peleas y discusiones con Helena. Pero antes de llegar ahí, volvamos a esa inolvidable noche de febrero cuando Jens ganó su primer EPT por más de un millón de dólares.

Estaba en Copenhague para escribir un artículo sobre los Premios de Poker Escandinavos. Se celebraron por primera vez en 2009 y, desde entonces, se convirtieron en un evento anual. Pokerisivut me pidió escribir un artículo, así que Taavetti y yo volamos a Copenhague. El EPT Copenhague que se jugaba justo después del evento, no estaba en mi calendario de TowerGaming, ya que el buy-in era 8000€ y el field iba a ser más duro que en los otros EPTs.

Los premios eran la primera noche. Había barra libre y, en lugar de centrarme en el artículo que tenía que escribir, me centré en emborracharme. De todas formas lo importante eran las fotos de Taavetti. Yo solo tenía que escribir lo que la gente decía en sus discursos. Al final acabé escribiendo sobre la metedura de pata de Magdalena In De Bitou. Probablemente era la única persona más borracha que yo y cuando subió al escenario para recibir el premio de Jugadora del Año, su vestido resbaló y se le salió el pezón.

En 2009 Gus Hansen solía jugar mucho más HSPLO online que ahora. Las partidas de Ziigmund vs. Gus eran prácticamente entretenimiento diario. Yo estaba sentado en la ceremonia de los premios con Ziigmund, Jasper, Jens, LarsLuzak y alguien más, cuando vimos a Gus al otro lado de la sala. Ilari dijo que era el cumpleaños de Gus, quien estaba con dos chicas a las que probablemente se estaba tirando, como siempre. Ilari, que estaba bastante borracho, sugirió que le cantásemos una serenata por su cumpleaños. Aquí está el vídeo: http://www.coinflip.com/video/honoring-gus-hansen.html. No sé si es necesario registrarse para ver el vídeo, pero os garantizo que merece la pena. Yo soy el que va vestido de traje al lado de Ilari.

Unos días más tarde en el viaje entrevisté a William Thorson. Se decía que era un hombre muy mujeriego, así que nos pareció que el escenario de un baño de mujeres era perfecto para su entrevista. Un año más tarde acabamos en la misma mesa final. Ganó el PokerStars Baltic Festival llevándose más de 80k€, yo me quedé el tercero y me llevé 32k€. Todavía se acordaba de mí, el tío que quería entrevistarle en un baño. También entrevisté a Luca Pagano.

En mi tiempo libre jugaba cash en el casino. Recuerdo una vez que jugué 5/10 PLO 3-handed contra dos viejos italianos. Probablemente eran los únicos jugadores de PLO del casino peores que yo, y acabé ganando bastante dinero, a pesar del rake absurdo del casino de Copenhague.

El día antes de la mesa final me tuve que volver a casa. No recuerdo el por qué, pero tuvo que ser algo bastante importante como para que me perdiese la fiesta de la victoria de Jens. Ahí estaba, mi amigo de 18 años, de pronto 1 millón de dólares más rico. Ni siquiera estaba bancado. Jens se convirtió en un éxito masivo en los medios finlandeses. Estaba en la portada de todas las revistas. Naturalmente, Pokerisivut también quería un artículo y yo le conocía mejor que cualquier otro periodista de Finlandia, así que me lo encargaron. Acabó siendo un artículo de 12 páginas, probablemente lo mejor que he escrito. De hecho, pospusieron el artículo de Ziigmund para el mes siguiente debido al éxito de Jens. Pero cuando me tocó empezar a escribir el artículo de Ziigmund en abril, yo ya estaba fuera de control y me tuvieron que reemplazar.

Helena no quería estar en una relación. Era demasiado salvaje, no quería ser controlada, ni siquiera quería tener que justificar sus actos ante sí misma y mucho menos a otra persona. Sé que sentía algo por mí, porque se quedó conmigo todo ese tiempo. Pero al final, eran demasiadas discusiones y peleas.

Mi vida fuera del poker poco a poco empezó a perder brillo debido a ella. Lo que comenzó como una noble misión de rescate para salvar a la chica que amaba, al final se convirtió en algo que no me permitía vivir la vida. Mi vida era ella. Yo tomaba decisiones sobre aparecer o no en la oficina simplemente basándome en sus horarios. Planeaba con detalle cada fin de semana para poder estar con ella si quería salir de fiesta. Me obsesioné con todo eso del rescate y con mis celos. Me habían llegado rumores de que se había liado con un tipo en un bar cuando yo no estaba.

Nunca volveré a meterme en una situación así. De nuevo tengo que decir que no la culpo de nada, ya que nunca me pidió nada. Es solo la forma en la que yo reaccioné y que no supe ver el daño que me hacía. Dejé de ver a mis amigos y si salía con ella y mis amigos, en lugar de divertirme, solo me preocupaba por ella. Nuestra vida se convirtió en algo monótono y aburrido. No sabía si quería seguir con ella. Había un muro entre los dos y podía ver la frustración en sus ojos. No sabíamos comunicarnos. Hablábamos sobre cosas normales, del día a día, y salíamos de paseo con Frida. Nunca nos sentamos a hablar de lo que iba mal. La única pasión que había entre nosotros era cuando peleábamos por mis celos y por salir de fiesta. Éramos dos extraños en una relación. Sé que ambos intentamos que funcionase, pero ninguno de los dos supimos hacerlo.

Como último intento de salvar nuestra relación, nos fuimos de vacaciones a Nueva York y México. Fue horrible. Comíamos en silencio. Nos íbamos a la cama en silencio. De nuevo, éramos como dos desconocidos. Yo sabía que ella era la persona con la que quería estar, pero al mismo tiempo, ni siquiera quería estar en la misma habitación. Y sabía que ella se sentía igual.

Cuatro días después del viaje, lo dejamos. Ni siquiera volvimos a hablar después de llegar. Yo tenía muy claro que algo tenía que cambiar y de forma drástica, de no ser así tendríamos que romper, porque ambos nos sentíamos miserables. Pero por alguna razón no conseguía comenzar esa conversación, quizá porque sabía muy bien cómo iba a terminar. Al final me mandó un mensaje diciendo que teníamos que hablar y cuando subí al autobús para ir a buscarla, ya sabía lo que iba a pasar.

"Creo que deberíamos terminar esta relación", dijo.

Yo no contesté.

Me miró como Frida hacía cuando estaba confundida.

"Por favor, di algo, ¿estás bien?", preguntó preocupada.

"Sí, creo que es lo correcto ", dije en el tono más monótono que pude.

Nos abrazamos y ya. Le di un beso en la mejilla y me fui.

Caminé todo el camino a casa, un paseo de 30 minutos en pleno invierno. Hacía frío. Iba escuchando música en mi iPod, lo necesitaba. Por supuesto, el maldito aparato volvió a quedarse sin batería. Intenté pensar en lo ocurrido, pero era como si mi cerebro no reaccionase. Dicen que a menudo la gente recuerda extraños detalles años después de pasar por experiencias que les dejaron traumatizados.

Cuando llegué a casa, rompí a llorar. No sabía qué hacer. Me había quedado casi sin amigos por ella y no sabía a quién podía llamar. Al final no llamé a nadie, comencé a lanzar cosas contra la pared. Saqué la ducha de la bañera y empecé a llenarlo todo de agua. Al final hice lo único que sabía que podría hacer que me sintiera bien. Abrí el cliente de TowerGaming y perdí mi bankroll jugando 25/50 PLO. Deposité todo lo que tenía en el banco en la cuenta de su casino online y perdí todo el dinero en la ruleta. Ni siquiera quería ganar. Quería perder y tocar fondo.

Y cuando lo hice, dejé de sentirme tan mal. No tenía dinero, no tenía novia. Era libre. Me quedé dormido a las 7 de la tarde, a pesar de que solo llevaba siete horas despierto. Dormí 15 horas seguidas y fue la noche más plácida que nunca había tenido.

Al día siguiente recibí un email del editor preguntándome sobre mis plazos de entrega. Me di cuenta de que había planeado escribir todo lo que tenía pendiente la noche anterior, porque debido a las vacaciones se me había acumulado el trabajo. Pero todo el lío con Helena hizo que me olvidara y, de todas formas, no estaba en condiciones de escribir. Le envié al editor un mensaje de lo más infantil. “A la mierda con todo, acabo de romper con mi novia y no me importa una mierda no haber escrito el artículo”. Después apagué el teléfono y me fui de borrachera con mis amigos. Después de llevar dos o tres noches seguidas bebiendo por ahí, me acosté con una tía, ni siquiera recuerdo cómo era ni cómo se llamaba. Solo recuerdo que era algo gordita.

Había tocado fondo.




Mymzik Tragaperras 01
Mymzik Tragaperras
"01"
Mymzik Tragaperras 02
Mymzik Tragaperras
"02"
Mymzik Tragaperras 03
Mymzik Tragaperras
"03"
Mymzik Tragaperras 04
Mymzik Tragaperras
"04"
Mymzik Tragaperras 05
Mymzik Tragaperras
"05"

Mas Mymzik Tragaperras Online >>>

 We are not accepting deposits, we give only information.
Se aplicarán las Condiciones generales. 18+ Juegue con responsabilidad.
18

©Mymzik 2011-2019